El imperio del negocio de alimentos en Venezuela: una rampante corrupción

0

El imperio del negocio de alimentos en Venezuela: una rampante corrupción

La rampante corrupción en la que se ve inmersa el Estado venezolano toma auge en medio de la detonación de probables consecuencias de la misma: la llamada “emergencia económica” —título impuesto por el presidente Nicolás Maduro— acarrea una crisis y escasez alimentaria que tiene su desenlace en la inestabilidad social que hoy suma un motivo de lucha para que venezolanos manifiesten su descontento en las calles.

Los números de negocios ilícitos relacionados a la corrupción en Venezuela son alarmantes. Así lo reafirma un trabajo de investigación del periodista Andres Schipani, corresponsal del Financial Times, periódico británico.

Se conoce que, en la medida que el país es sacudido por protestas en contra de la actual administración, escasez y crisis humanitaria; surgen incógnitas relacionadas al enorme imperio de negocios de alimentos.

“Éxito” empañado

El reportaje presenta a Mauro Libi: empresario, dueño, accionista, director o representante legal de unas 30 compañías a lo largo de tres continentes; incluyendo bancos en Panamá y España, un apartamento de $7 millones y docenas de compañías registradas en Miami.

Libi ha conseguido crear una fortuna inmensa en un país conocido por su escasez de recursos, acuerdos de negocios oscuros y una confrontación revolucionaria más que la creación de riqueza. Ha sido señalado como uno de los “guisadores más habilidosos” —ligado al ejecutivo nacional—, siendo esto a su juicio, una “campaña de desprestigio” que pretende empañar su éxito con roces de corrupción.

El imperio Libi está asociado a más de 41 compañías, 10 nacionales y 31 internacionales: importadoras de alimentos, bancos, fundaciones, etc; algunas reconocidas, como Avelina o BanPlus, y otras “fantasmas”. Una de estas sociedades aparece en la lista Cadivi como la segunda del país en recibir la mayor cantidad de dólares preferenciales en 2012.

“La desnutrición en Venezuela es un problema de la corrupción, no se debe a la falta de dinero”, dijo Maritza Landaeta, directora de la Fundación Bengoa, una ONG en Caracas especializada en salud y nutrición.

Con base a esto, críticos afirman que el Gobierno revolucionario se ve enredado en esquemas de corrupción operados por funcionarios con un claro interés en la supervivencia del régimen. La preguntas se acentúan: ¿quién ha estado dando la cara por los funcionarios corruptos y cómo el dinero se ha ido?

Lo cierto es que, la pequeña clase social de nuevos ricos creada durante los 18 años de la “Revolución Bolivariana” en Venezuela, poco se sabe públicamente de cómo Mauro Libi Crestani y otros en su mismo renglón, han construidos fortunas.

«De acuerdo a estudios, las tres cuartas partes de los venezolanos han perdido en promedio 9 Kg durante el último año y el 10 por ciento de los niños venezolanos sufren de desnutrición infantil, según un reportaje de la ONG católica Caritas, el negocio de avena del Sr. Libi, Avelina, hizo este comentario el 9 de abril: “ser vegetariano es una excelente manera de reducir el consumo de calorías” »

Corrupción acentuada

El sistema de control de cambio venezolano, establecido en el 2003, ha estado plagado por la corrupción. Presentándose esta —además de los negocios en sus empresas de alimentación— como una de las razones de acusación para el empresario Libi en su cargo como director del banco local Banplus.

Importante resaltar que la Comisión de Auditoría de la Asamblea Nacional (AN) abrió una investigación basada en la hipótesis de que el Sr. Marco estafó al Estado hasta unos $573 millones entre los años 2004 y 2012, usando seis compañías fantasmas que facturaran por el cambio preferencial para pagar la ficticia importación de alimentos.

Según la investigación, su estrecha relación con funcionarios del tren ejecutivo ha generado que se muestre como un blanco en señalamientos de negocios ilícitos y corrupción. Esa que, en Venezuela, es relacionada con esquemas que generalmente incluyen recibos falsos y fraude monetario, llevados a cabo a través de compañías fantasmas y bancos privados.

La auditoría extranjera hacia venezolanos de los que se sospecha su involucramiento en actos de corrupción se encuentra en aumento. También, las presiones legales domésticas continúan acrecentándose en un país en revuelo social.

 

 

SuNoticiero

La entrada El imperio del negocio de alimentos en Venezuela: una rampante corrupción aparece primero en Noticias Diarias de Venezuela.

Source: Nacionales

You might also like More from author

Deja un comentario